Una estación de auto – abasto se diseña con una capacidad de almacenamiento en función a sus necesidades de combustible mensual y en relación a esto, se establece la cantidad a surtir y la periodicidad del suministro.

La estación se conforma de las siguientes partes:

Parte I Obra Civil:
Es necesario construir una plataforma de concreto, una zona o dique de contención con una válvula que permita drenar los líquidos o los posibles derrames. Esta parte corresponde al interesado llevarla a cabo.

Parte II Tanque:
El cliente puede adquirir con su proveedor el tanque necesario o bien documentado mediante un contrato se le facilitan el tanque y equipo de suministro.