El hecho de contar con una estación de auto – abasto le permite tener, principalmente 3 tipos de ventajas:

Operativas, administrativas y fiscales

  • Mejor control administrativo y operativo del consumo de combustible de sus unidades.
  • Certidumbre en la cantidad exacta de los litros de combustible despachados.
  • Certidumbre en la calidad del combustible suministrado.
  • Se eliminan tiempos muertos al evitar trasladarse a una estación de servicio.
  • Se elimina la necesidad de mandar personal a supervisar los llenados de las unidades en las estaciones de servicio.
  • Garantía en la calidad del combustible.
  • Capacitación en la operación y mantenimiento de la estación de auto – abasto.
  • Capacitación en la administración y controles de la estación de auto – abasto.

  • Las ventajas fiscales:
    Se puede acreditar el IVA 16% del costo del producto